Jaime Eyzaguirre Gutierrez

Editor

Jaime Eyzaguirre 1Jaime Eyzaguirre nació en 1908 en el seno de una familia profundamente católica y perteneciente a la aristocracia tradicional. Abogado de profesión, aunque historiador y docente por vocación y oficio, fue uno de los representantes más destacados del pensamiento conservador chileno del siglo XX, convirtiendo su cátedra universitaria en una tribuna en la que difundió sus ideas y a cuyo alero se formaron destacados abogados, políticos e historiadores nacionales.

Tras egresar del Liceo Alemán, ingresó a la Universidad Católica, en donde realizó estudios de Derecho. Como la gran mayoría de los estudiantes de esa universidad, ingresó a la Asociación Nacional de Estudiantes Católicos, en donde militó junto a Alberto Hurtado, Julio Philippi, Clotario BlestEduardo Frei yMario Góngora, entre otros. Fue una generación marcada por el efervescente ambiente político e intelectual de la época, del que emergieron actores sociales hasta entonces excluidos del debate social y político, y se introdujeron nuevas ideologías como el socialismo, el comunismo, el fascismo, el socialcristianismo y el corporativismo.

“La economía debe estar al servicio del hombre”. Eyzaguirre señalaba: “La razón de las crisis sociales o económicas se encuentran en el estado anárquico de la economía, en la falta de dirección que ha quedado entregada en forma ciega a los vaivenes de la libre concurrencia… la libertad económica irrestricta es negativa, la economía debe estar al servicio del hombre, debe fundamentarse en principios morales y velar por la justicia social y la caridad social”. De este modo el corporativismo de Eyzaguirre se centraba, en lo moral, en la justicia social y la caridad social. Según él, ni el Estado ni los particulares, sino ambos, tenían la tarea de facilitar la creación de corporaciones o gremios, estableciendo un régimen económico y social dirigido, donde la economía como ciencia social, al servicio del hombre, ha de buscar en la moral el principio supremo de dirección?

Su pensamiento histórico. Jaime Eyzaguirre inició su carrera de historiador al ingresar a la Sociedad Chilena de la Historia, en 1928, donde se desempeñó como miembro de la Junta de Administración y secretario general. Su pensamiento histórico renovó la comprensión de la historia de América. Perteneciente a la generación revisionista, el cristianismo y la hispanidad cobraron valor en su pluma, dejando de lado la leyenda negra y la influencia extranjerizante de la historiografía del siglo XIX. La historia vista por los ojos de Eyzaguirre recuperó la labor conquistadora y evangelizadora de España: él habló de reinos y no más de colonias españolas, estableciendo claramente sus diferencias.

Una nueva Independencia. La influencia racionalista y positivista se batía en retirada hacia comienzos de la década del 30, cuando Eyzaguirre planteó su nuevo enfoque histórico. Se enfrentó a la tradición que veía como antecedentes de la Independencia nacional: el despotismo español, el monopolio comercial, el oscurantismo cultural y la mala administración. Para Eyzaguirre la Independencia había sido parte de un proceso mayor. Al producirse la emancipación dejamos de ser españoles, pero seguimos siendo hispanos, frase que resume su pensamiento y reconocimiento de la deuda debida a España.

Sus temáticas. La dilatada obra historiográfica de Eyzaguirre abarcó desde el Descubrimiento y Conquista hasta el siglo XX. Miró por igual a Chile y a Hispanoamérica, que es más bien su telón de fondo. A su primer trabajo (1943), Ventura de Pedro de Valdivia, le siguió el opúsculo Hispanoamérica del Dolor (1944) y, luego, la biografía de O´Higgins (1946). Del período de la Conquista a la Independencia, destacan Fisonomía Histórica de Chile (México, 1948), El Conde de la Conquista (1951) e Ideario y Ruta de la Emancipación Chilena, publicada en 1957. Ese mismo año (1957) se editó su obra Chile durante el Gobierno de Errázuriz Echaurren 1896-1901, estudio señero de su época, que no se había atrevido a historiar más allá de 1891, entendido como el límite objetivo de los estudios sobre la historia de Chile. Antes, en 1955, apareció su estudio Breve Historia de las Fronteras de Chile.

Historia de Chile, su obra maestra. La familia también fue centro de la atención de Jaime Eyzaguirre, expresada en el Archivo Epistolar de la Familia Eyzaguirre 1747-1854, una colección documental editada en 1960, y El Alcalde del Año Diez, sobre Agustín de Eyzaguirre (1961). Su obra como historiador se completó con su Historia de Chile, cuyo primer volumen apareció en 1965 y el segundo y último, póstumamente, en 1974. Jaime Eyzaguirre falleció el 17 de septiembre de 1968, producto de un accidente automovilístico.

*versión original publicada en Icarito y Memoria Chilena