Guillotinar 4

Parlamentarios presentan proyecto para eliminar 4 feriados del año, siguiendo el ejemplo de Brasil. ¿La próxima será suprimir la Navidad?

 Guillotinar 5¿Por qué debemos tragarnos esta aseveración donde le endosan a los trabajadores la siguiente postura?: “Hoy la mayoría de los trabajadores más que utilizar el día feriado para conmemorar el motivo del feriado en la fecha correspondiente, la utiliza como un día de descanso más en el calendario anual”, indica el documento con la presentación de la propuesta.

 La noticia:

Un grupo de parlamentarios, entre ellos los diputados Osvaldo Andrade (PS) y Tucapel Jiménez (PPD) más el apoyo de políticos de RN, Amplitud y la UDI, presentaron un proyecto de ley que busca eliminar 4 feriados del año: tres religiosos y uno civil.

Así, la idea apunta a eliminar los feriados del 29 de junio (San Pedro y San Pablo), el 15 de agosto (Asunción de la Virgen), 8 de diciembre (Inmaculada Concepción) y el 12 de octubre (Día de la Raza).

 Según consigna hoy El Mercurio, Jiménez explicó que “hay quince feriados en el año, cinco sin irrenunciables, uno es de la Iglesia Evangélica y resto son todos de la Iglesia Católica”.

 El proyecto dice que “hoy la mayoría de los trabajadores más que utilizar el día feriado para conmemorar el motivo del feriado en la fecha correspondiente, la utiliza como un día de descanso más en el calendario anual. Además, hay algunos de estos feriados que se han corrido como tal para los días lunes o viernes de la semana en que corresponde, produciéndose de esta manera un desfase entre la conmemoración y el día feriado que en definitiva es utilizado como un día de descanso”.

 Se añade en el proyecto que “sería conveniente eliminar algunos de estos feriados oficiales y sumar estos días al feriado anual al que tienen derecho los trabajadores, ya sea del sector público como del privado”.

 Esto quiere decir que se aumentarían los días de descanso en proporción a la cantidad de años de servicio del trabajador.

 Por su parte, la Iglesia Católica señaló que “los feriados legales correspondientes a festividades religiosas fueron siempre acordados en Chile de común acuerdo entre la Santa Sede y el Gobierno, por lo que su supresión requeriría el mismo itinerario”.

“Los feriados religiosos en Chile se rigen por la Ley n°2977 de 1 de febrero de 1915. Expresamente el artículo primero, número 2, inciso segundo de esa norma  que señala que ‘estas festividades religiosas podrán ser modificadas por el Presidente de la República, en virtud de concordato con la Santa Sede”, dice la Iglesia.