Hollywood 3

Hollywood 1Me ha llamado profundamente la atención, durante la última década, en relación al hecho, que en las películas de acción producidas por  Hollywood, aparezcan los buenos de siempre y unos “nuevos” malos.

Pues, lo extraño es que los malos y los mas deleznables malos, violadores, psicópatas, depravados, demoníacos, satanistas, pederastas, asesinos en serie etc.,  delincuentes de la más variada especie,  lleven “colgando en su pecho” un “crucifijo” o “una imagen del Sagrado Corazón”, incluso aparezcan en medio de sus fechorías profesando actitudes religiosas católicas, al punto de aparecer exponiendo los sacramento de esta religión.

El psicópata y asesino en serie, se confiesa y el sacerdote aparece en escena evidenciando comportamientos de mujeriego, fornicario,  alcohólico, drogadicto o como un pederasta, y en el mejor de los casos, asintiendo el pecado del personaje que delinque.

Sigue aumentando mi extrañeza, porque al “curita” se le muestra vistiendo sotana, “habito”, que lamentablemente ya no usa la Iglesia post conciliar. ¿Entonces porque siempre se le exhibe así, de sotana negra? Evidente, se puede entender que lo que Hollywood quiere y con ello, la Academia, es lograr a toda costa la identificación del mal, con todo lo que signifique, seguir a Cristo Jesús.

Otra manifestación que no solo me sorprende, sino que además me indigna, el que recurrentemente en las películas de Hollywood, y no solo en las de acción, sino de manera transversal en el resto de las producciones, se haga sistemáticamente un  ataque directo a la fe católica en la  ofensa a la virgen María a Jesucristo, los evangelios, los altares, la liturgia, los sacramentos, incluida la santa misa, la confesión, comunión, extrema unción etc.

La forma del ataque va desde, la descalificación verbal, degradación de la imagen, herejía de los símbolos, o en su defecto algo tan grave como lo indicado, que es  festinar y transformar toda manifestación de catolicidad, en motivo de circo, mofa y burla.

Películas muy actuales, por ejemplo: The Monuments MenLa Ladrona de Libros ; The Counselor, etc. todas grandes producciones y con posibilidades de “Oscar”, presentan las características anti-católicas y anti-cristianas descritas en este articulo. Sin embargo si alguien, acuciosamente revisa la filmografía de los últimos 10 años, verá con estupor que estas ofensas, se vienen repitiendo de uno u otro modo, en la mayoría de las producciones cinematográficas provenientes de los EEUU.

Me pregunto: ¿Pero, que nadie hace, ni dice nada? La Conferencia Episcopal, o las distintas congregaciones, no levantan su voz, ¿Por temor a qué? Acaso no le parece extraño a  la Iglesia, que los únicos denostados de esta forma son los católicos romanos, ni siquiera los ortodoxos, que de alguna manera también son católicos, tienen que pasar por este insulto a lo más sagrado de su Fe. Claro, los feligreses Ortodoxos son bastante más claros, taxativos y decididos a la hora de defender sus creencias y sus símbolos, ya sabemos el largo tiempo que debe pasar alguien en la cárcel si en Rusia o en Ucrania,  por atacar u ocupar  las iglesias.

Entonces, ¿No será hora de utilizar la Ley Zamudio, para presentar alguna acción jurídica, en contra de estas películas que atentan contra la fe católica, en un flagrante acto de discriminación, por religión?

Por lo pronto podemos partir por cada uno de nosotros, que nos confesamos católicos, pues,  si de verdad somos cristianos, no debiésemos ver estas producciones, y hacer saber nuestra molestia, levantando la voz.  Porque le aclaro o más bien le recuerdo, que es falta grave,  no defender la Fe, lo que no es algo antojadizo mío, sino simplemente la lectura de los evangelios.