Genocidio 3

Genocidio 4Mujer armenia de rodillas al lado de niño muerto en el campo “a la vista de la ayuda y la seguridad en Siris-Alepo”

 

El Papa Francisco celebrará una Santa Misa por el aniversario del Genocidio de los católicos Armenios, a manos de los Turcos Musulmanes que cumple 100 años el 21 de abril próximo, ello por cuanto las matanzas comenzaron esa fecha de 1915, concurren invitados por el Santo Padre  los católicos del Rito Armenio. Para esa fecha el Imperio Otomano  y el gobierno de “Los Jóvenes Turcos“ comienzan la eliminación de alrededor 1.500.000 (un millón y medio) de armenios. Otros hablan de dos millones de almas. Este largo e impío genocidio  se prolongó entre  1915 y 1918, los que no fueron masacrados  partieron a la diáspora al Líbano, Turquía, Francia, países Europeos y Argentina, entre otros.

Aquí se cometieron las peores atrocidades, ejecuciones masivas, deportaciones, violaciones, destierro a través del desierto enviados a una muerte segura, falso reclutamiento de hombres para reunirlos y eliminarlos.

La razón, si es que la hay: a mediados del Siglo 19  el Imperio Otomano (Musulmán) debió aceptar el tratado de San Stefano mediante el cual hubo de dar la independencia a Rumania, Servia-Montenegro y Bulgaria que estaban bajo su dominio. Temiendo un brote independentista de la minoría armenia que contaba con 3 millones de habitantes dentro de Turquía y para evitar la creación de un Estado Armenio en la frontera turco-rusa,  el Sultán optó por una solución fácil y brutal: ELIMINARLOS, terminando de raíz con el problema. Y es lo que hicieron  hace 100 años, pero parece que fue ayer para los católicos del mundo entero.

Genocidio 5

Una columna de armenios es llevada a un campo de prisioneros por soldados otomanos, abril de 1915.

En cuanto a la Iglesia católica Armenia, es una iglesia de Rito Oriental en comunión con la Santa Sede. Sus inicios se remontan al Siglo V. Finalmente después del cisma fue reconocida como Iglesia católica Armenia en 1742 por el Papa Benedicto XIV. El Papa Francisco al convocar a la  ceremonia recibió a la hija de una familia salvada del holocausto tomándole la mano, le dijo: “Fue el primer genocidio del Siglo XX “, lo que trajo la inmediata airada reacción de Turquía, que siempre ha negado  el genocidio. Cabe señalar que los Holocaustos reconocidos por la comunidad internacional son el Armenio, el Judío y el Ucraniano por parte de Stalin con casi 10 millones de ucranianos muertos de inanición (hambre provocada). Hasta hoy, sólo 22 estados de la ONU han reconocido el Genocidio Armenio, entre ellos Chile, los demás países miembros guardan ignominioso silencio, para qué decir los que se yerguen como Defensores de los Derechos Humanos (ni lo deben conocer, porque políticamente no les renta..). En la diáspora armenia encontramos nombres conocidos: en Francia, el cantante Charles Aznavour  es de origen armenio su verdadero apellido es Aznavourian, en Argentina el tenista profesional Nalbaldjian es de origen armenio, en Chile la familia  de marinos y académicos Coumdjoundjian es también de origen armenio y la comunidad es bastante grande y unida.

Estos feroces e irracionales  crímenes fueron cometidos por los musulmanes en el siglo pasado y hoy, en pleno Siglo XXI, los siguen cometiendo sus sucesores del Estado Islámico. 100 años después, en efecto, todos estamos siendo testigos  de las atrocidades que están cometiendo a diario los seguidores de Mahoma en Medio Oriente y África como secuestros, decapitaciones, esclavitud sexual de menores, masacres prisioneros quemados vivos y como si todo esto fuera poco, han añadido la destrucción cultural que es una barbarie irreparable como lo que acaban de hacer en Irak destruyendo bibliotecas y museos con piezas de 2.500 años de antigüedad. Han pasado los siglos, la maldad humana se repite y parece no tener fin.

El Vaticano, en el Papa Francisco, recordará en Abril próximo en solemne ceremonia  a estos inocentes armenios,  hermanos en la FE, masacrados por  el odio irracional  hace 100 años, parece  mucho tiempo, pero  estamos en lo mismo nuevamente…