Es Chile un Estado-Nacion

 

Es Chile un Estado-Nacion 2Si yo hago esta pregunta muchos no la entenderán pero otros me responderán afirmativamente ¡y cómo no lo va ser!…si tenemos un país organizado con un Ejecutivo, Legislativo y Poder Judicial perfectamente independientes, como lo exige la democracia, además de las Fuerzas Armadas subordinadas al poder político como lo dispone la Constitución. Esa sería la respuesta aproximada del hombre-masa. Pero yo digo que NO. Chile no es un Estado-Nación ni siquiera un país con condición de tal.

Tenemos unas autoridades como el ejecutivo, de orden interior, educacionales y de todo tipo que demuestran lenidad para enfrentar sus obligaciones; es decir, cometen delito por incumplimiento de sus deberes, lo que incita a la masa ignorante a emplear la violencia con el objeto de conseguir sus fines.

Es Chile un Estado-Nacion 3Por eso digo que el Estado funciona sólo en el papel y la Nación casi no existe; no tenemos respeto por nuestros valores y principios, se ha perdido casi totalmente el sentido del decoro por culpa de las autoridades permisivas en todos los estamentos de la sociedad, especialmente en los padres de familia. Una sociedad hedonista, en que nadie aporta ideas concretas para superar nuestros males, sólo eslóganes de corte político.

Es Chile un Estado-Nacion 4Nuestra clase política ha caído en el descrédito pues ellos, que fueron elegidos para conducir al país no lo hacen, ellos son los que debieran reconocer y resolver los problemas en forma altruista aunque no satisfaga a sus partidos; interesarse por lo que le conviene a Chile como un todo, es decir el bien común y buscar las soluciones apropiadas en forma seria y conseguir el concurso de los mejores para proponer las leyes que corrijan lo que está malo y anticuado pero no demoler todo para partir de cero, como lo insinúan algunos irresponsables.

Lo que funciona hay que dejarlo como está o hacer ajustes si es necesario; y lo que no sirve, reconstruirlo de acuerdo a las necesidades y cambio de los tiempos. Esto requiere un gran trabajo político y legislativo, para eso han sido elegidos los señores Senadores y Diputados y designados los Ministros para sacrificarse permanentemente, eso es ser patriótico, y tal vez hasta heroico, pero deben sacrificarse, trabajar y trabajar y no permitir que ideas fracasadas en todo el mundo quieran ser implantadas en Chile nuevamente.

No podemos retroceder 80 o 100 años, tenemos que mirar el futuro y actuar en consecuencia. Los políticos están para dirigir y gobernar y el elector tiene el deber de exigirles eficiencia y logros concretos. Y a propósito de trabajar, sería bueno que se supriman varios días festivos que atentan contra la marcha económica del país. Se dice que Chile es el país con más días festivos en el año. El Ejecutivo y el Poder Legislativo tienen la palabra.

Es Chile un Estado-Nacion 5Nuestro país va por un mal rumbo y el capitán no se atreve a enmendarlo; por lo que si sigue así, seguramente varará y tal vez pierda la nave. No me cansaré de repetir y repetir; el chileno necesita que frecuentemente le recuerden sus deberes, y lo hago en ejercicio de un derecho ciudadano y no por creer que soy un iluminado o de estatura moral superior.

Hay que terminar radicalmente con el desorden y el caos que cada día nos trae una nueva desilusión. No somos un país optimista y el estado de cosas tampoco contribuye a ello, por el contrario cunde el desánimo ante la nula reacción de la autoridad administrativa, la judicial y muy en especial la del Poder Legislativo por los malos ejemplos que ha dado últimamente. Los señores políticos con responsabilidades de gobierno y legislativas debieran dejar las emociones en el canasto de los papeles todos los días antes de levantarse y actuar racionalmente al enfrentar sus trabajos diarios.

Es Chile un Estado-Nacion 6Da pena y horror ver un país desarticulado como el nuestro. Pena, porque tiene todo para estar en una muchísima mejor condición socio-económica, que la que tiene, si no fuera por los malos políticos. Horror, por que como dijo Goethe “no hay nada más aterrador que la ignorancia en acción” comenzando por los estudiantes y atravesando por todos los estratos de la sociedad.

Dios quiera que reaccionemos en forma positiva; es el futuro el que está en juego, no las próximas elecciones. Mientras otros países similares avanzan, nosotros nos quedamos estáticos en discusiones inútiles siempre mirando al pasado. Hay que tener una visión transhorizonte para resolver nuestras dificultades actuales y prever justamente lo que está más allá.

Hay que volver a ser un Estado-Nación en la forma y en el fondo pues hasta en la soberanía, que antes era irrenunciable, hemos cedido en varios aspectos para congraciarnos con todo el mundo.