MPP 3

MPP 1La condición humana conlleva un atributo que es exclusivo: la dignidad. Esta característica propia del hombre posee la particularidad de ser única para cada ser y es intransferible. Por ello, su valor depende de cada uno. Agreguemos que nada ni nadie le puede quitar la dignidad a otra persona; cada uno decide el momento en que se despoja de ella, si se es capaz de hacerlo. Como militares eso está vedado, al igual que rendirse.

Las aberraciones jurídicas que se han usado para condenar a militares chilenos, buscan, entre otras cosas, afectar su dignidad. Ello explica que octogenarios sean esposados o se les cubra con una casaca amarilla con alguna leyenda cuando concurren a un hospital; o los allanamientos sin motivo a los que se les somete, o la denegación de beneficios que les corresponden dada su edad o condición de salud.

En el contexto anterior, se les denomina Presos Políticos Militares, anteponiendo la palabra presos (que no lo son por haber sido condenados sin el debido proceso y en base a ficciones jurídicas) a la palabra Militar, que es su condición primaria y que los distingue. El vocablo Político es el apropiado ya que efectivamente son los sujetos de persecución política.

Una medida para apoyarlos en su dignidad, es reconocer, como característica más importante, su condición de Militares; seguidamente destacar su situación como Prisioneros en lugar de presos mientras no se les aplique una justicia Justa y por último, el sesgo político que da el marco a las decisiones que los mantienen privados de libertad.

Por lo anterior nuestros soldados, marinos, aviadores, carabineros y detectives son Militares Prisioneros  Políticos, MPP.