DAZATRES

DAZAUNO

El pasado sábado 26 de Marzo, falleció el Suboficial, Infante de Marina, en Retiro, Don Bernardo Daza Navarro, a la edad de 67 años, uno de los prisioneros políticos del penal de Punta Peuco. Su deceso fue consecuencia directa del cáncer gástrico que padecía, y del cual se encontraba desahuciado hace más de un año. A pesar del esfuerzo de las Asociaciones de la Armada que agrupa a personal en retiro y colaboradores,  realizadas antes diversos tipos de autoridades para que se le otorgara el beneficio de morir en su hogar, el Sub Oficial muere finalmente en el Hospital Militar sin haber obtenido el trato humanitario, -por parte de las autoridades chilenas-, al que tiene derecho toda persona en su condición.

Pese a su crítica situación de persona de tercera edad  moribunda en prisión, el último Recurso de Protección presentado a la Corte de Apelaciones de Santiago fue rechazado, dejando la posibilidad de hacer gestiones ante el Ministro que lo condenó. El ministro viaja a Punta Peuco para interiorizarse del estado de salud y condición del prisionero y con fecha 12 de febrero emite una Resolución para que el Servicio Médico Legal disponga los informes médicos objeto resolver. Sin considerar los antecedentes clínicos y su evidente situación de moribundo y habiendo transcurrido más de un mes a la fecha del  fallecimiento, del SML, nada se supo al respecto.

 La abierta vulneración de los derechos humanitarios sufrida por este ex servidor de la Armada, quien era un joven soldado Infante de Marina en el año 1973, deja en claro la evidente discriminación respecto al resto de los ciudadanos y la inexistencia de un Estado de Derecho para aquellos militares que en ese año y los siguientes debieron actuar bajo órdenes para evitar una inminente guerra civil en Chile que habría tenido cientos de miles de muertos y las secuelas del terrorismo. Los jueces que condenan debieran considerar que el supuesto delito que se le imputó estaba totalmente prescrito y amparado además por la Ley de Amnistía. Para aumentar la vergüenza judicial la acusación por “lesa humanidad’’, rige en Chile a contar de julio del año 2009. Otra evidencia de prevaricato.

Se une a lo anterior la lentitud y desidia burocrática del sistema legal para actuar en forma humanitaria con una persona evidentemente moribunda y el cual, durante el último año, debió ser trasladado de urgencia 16 veces de Punta Peuco al Hospital.

La redacción de PROGRESOPAÍS hace llegar a la familia del SO IM Don Bernardo Daza Navarro su más sentido pésame y  la esperanza que este soldado de la Patria se le haya hecho ahora, verdadera Justicia ante un Verdadero Juez.