CARABINEROS 3

CARABINEROS 1El Gobierno debe cuidar a nuestros carabineros. Ellos son los que deben guardar el orden público proporcionando seguridad a los ciudadanos pero, en su labor, son golpeados, quemados, vilipendiados, mal pagados y se les resta atribuciones legales para controlar el terrorismo y los desmanes. Bajo esas circunstancias, es poco probable que la situación de nuestro, actualmente prestigiado cuerpo policial, despierte muchas vocaciones en el ámbito juvenil, sobre todo cuando no faltan los personeros que, con un juicio ideologizado, propongan sindicalizarlos y suprimir la selección -incluso a los cuerpos armados-, esgrimiendo la utópica y anti natural cantinela de la igualdad. Ya sabemos del sufrimiento de los ciudadanos en otros países cuando la policía se ha declarado en huelga.

Dada la actual situación de altas expectativas generada irresponsablemente por el actual gobierno con su demagógico y atrasado programa, la proliferación de bonos y subsidios, sumado a una caída en el crecimiento del país, la carencia de autoridad a todo nivel, el desorden social y actuación de anárquicos, la vulneración del Estado de Derecho en diferentes ámbitos del quehacer nacional, no deberemos sorprendernos -si el gobierno persiste en mantener a nuestra policía mal pagada, sin respaldo gubernamental y maniatados-, los Mandos se vean impedidos de realizar una selección de personal, en cantidad y calidad, acorde a las exigencias que demanda la situación actual y se pavimente el terreno para, ni Dios lo quiera, ingresen al Cuerpo de Carabineros jóvenes sin destino, marginales en formación moral y sean corrompidos por la droga y el soborno y se tienten también en la acción delincuencial, como trabajo extra para estar acorde al consumismo actual.