UNA FORMA DE EVITAR ROBOS EN LOS MUSEOS         

                                                                                      Viña del Mar, 5 Marzo 2019

                                                                                                 Adolfo Carrasco Lagos

Los museos nacionales están sufriendo robos de diferentes artículos a plena luz del día, lo que se debe casi siempre a la nula o escasa vigilancia establecida en sus diferentes áreas de exposición, ya sean éstas al aire libre o salas interiores.

En museos extranjeros, sus salas de exposición y otros lugares a proteger de robos y deterioros, están a cargo de personas de la Tercera Edad, perfectamente capacitadas y adecuadamente ubicadas para cumplir un eficiente rol de vigilancia. Si a ellas se les dota de un timbre o pito, u otro sistema de alarma, no cabe duda que los robos disminuirían y, además, se les daría un trabajo honorable que evitaría que vegeten inactivos en sus casas u hogares  de “viejos sanos”, tal vez  abandonados por sus familias.